Cuidados a tener en cuenta ante las altas temperaturas

Con la llegada del verano y por ende de los días calurosos, aumenta la exposición prolongada al sol y las posibilidades de padecer un golpe de calor. Por tal motivo, el Departamento de Medicina Preventiva de Pilar da a conocer una serie de recomendaciones.

Al respecto, la responsable del área que depende de la Secretaría de Salud, Dra. Ana Valentinuz, manifestó: “La población más vulnerable son los bebés, los niños pequeños, los mayores de 65 años de edad y quienes presentan enfermedades crónicas, respiratorias o cardíacas; hipertensión arterial; obesidad y diabetes. Lo ideal es beber mucho líquido, usar ropa clara y permanecer en espacios ventilados“.

El golpe de calor lleva a la pérdida de agua y sales esenciales del cuerpo, situaciones que impiden el buen funcionamiento del mismo. Así se pueden dar síntomas como fiebre, sed intensa, sensación de calor sofocante, piel seca, mareos o desmayo, dolor de estómago y cabeza, falta de apetito y náuseas. En los bebés, también puede observarse la piel irritada por la transpiración en el cuello, pecho, axilas, pliegues del codo y en la zona del pañal; irritabilidad y llanto.

Para evitar, el golpe de calor, los especialistas de Medicina Preventiva recomiendan:

– Tomar abundante agua durante todo el día.

– Reducir la actividad física.

– Ingerir frutas y verduras y evitar comidas muy abundantes.

– No consumir bebidas alcohólicas o muy azucaradas.

– Permanecer en espacios ventilados.

– Evitar exponerse al sol entre las 10 horas y las 16 horas.

– Buscar lugares a la sombra.

– Vestirse con ropa holgada, liviana de algodón y colores claros. Usar sombreros y anteojos de sol.

– Utilizar protector solar de 30 FPS (Factor de Protección Solar) o más.

– Los bebés menores de 1 año deben evitar completamente la exposición.

En el caso de los bebés, es importante darles el pecho con mayor frecuencia, bañarlos varias veces al día y. si tienen más de 6 meses, darles agua fresca apta para el consumo. Para lo más chicos es ideal no esperar que pidan agua sino ofrecerles continuamente líquidos, vestirlos con ropa holgada, liviana, de algodón y colores claros. Además se sugiere proponerles juegos tranquilos para que no se agiten.

En caso de que aparezcan síntomas se aconseja concurrir al Hospital o Centro de Salud más cercano; intentar baja la temperatura del cuerpo con paños fríos o con un baño; ingerir agua fresca; permanecer en un lugar fresco y ventilado y no consumir medicamentos que no estén recetados por profesionales.

Ante cualquier duda, los vecinos pueden comunicarse con el Departamento de Medicina Preventiva al 02320-403440 de lunes a viernes de 7 a 14 horas, o bien contactarse vía mail a medicinapreventiva@pilar.gov.ar

¡Conectate con Pilar!

Conectate