Comienzan los trabajos de recuperación hidráulica sobre Camaño

El inicio del año, trajo consigo la intensificación de los frentes de obra en materia hidráulica. Una iniciativa particular dentro de estrategia que lleva adelante el municipio a través de la Secretaría de Servicios Públicos, es la implementación de un conjunto de acciones de ajuste y mantenimiento de la infraestructura pluvial existente en el partido.

En ese marco, desde el 2016 se iniciaron los trabajos de relevamiento técnico sobre varios de estos puntos en Pilar, entre los que se encuentra la infraestructura de la calle Caamaño. Allí, el paso siguiente fue el trazado de la  estrategia para la recuperación del sistema pluvial que permita solucionar la grave falta de escurrimiento de agua.

Las inundaciones y los continuos trastornos por anegamiento han sido una constante sobre la traza de la calle Caamaño, vía  de conexión entre la Ruta Panamericana y la Ruta Provincial N° 25, y una de las conexiones diariamente utilizadas para desplazarse entre las localidades de Pilar, Villa Rosa, La Lonja, y Zelaya.

“La infraestructura que encontramos es escasa. Pero resulta fundamental su recuperación, o puesta a punto,  porque en su momento fue creada en el lugar,  para resolver un problema o desafío con respecto al agua de lluvia.”, explica el Ing. José Luis Montalvo, titular de la Dirección General de Hidráulica del municipio.

“De los estudios hechos, se desprende que la infraestructura de drenaje existente tenía un sistema de conducción de agua aceptable. Pero el problema principal radicaba en la etapa de captación. Los sumideros existentes no funcionan, se tapan con facilidad, y el agua de lluvia, en lugar de escurrir,  se acumula en  la calle provocando enormes inconvenientes.”, describe Montalvo.

Los sumideros son elementos de la red pluvial en calles asfaltadas, conocidos como  “bocas de tormenta”. Son  los que reciben el agua de lluvia que luego se traslada por los caños internos (sistema de conducción) hacia las desembocaduras. Sin funcionamiento, el agua caída, queda en la calle, la inunda y escurre por ésta.

La solución en Caamaño, llegará de la mano de un proyecto de reconstrucción del “sistema de captadores de agua”, que incorporará nuevos sumideros de alta eficiencia, que tienen como principal característica contar con mayor superficie de colección de agua, y un diseño más resistente al taponamiento.

Los trabajos en la zona comenzaron la semana pasada, desde la Ruta 25 hacia la Ruta Panamericana, con el avance sobre una primera etapa piloto que incorporará  unos 8 nuevos sumideros de alta eficiencia que funcionarán junto con los existentes. Una vez  concluidos, se harán las verificaciones hidráulicas pertinentes, y en una segunda etapa se extenderán al resto del trazado de Caamaño.

¡Conectate con Pilar!

Conectate