Salud lanza recomendaciones para prevenir la varicela

Teniendo en cuenta que la varicela es una enfermedad que alcanza su pico máximo de casos durante el transcurso de la primavera; la Secretaría de Salud, a través del Departamento de Medicina Preventiva, dio a conocer una serie de pautas para evitar la presencia de esta enfermedad y su adecuado tratamiento. 

Las autoridades del área destacaron la importancia de la aplicación de la vacuna y de la puesta en marcha de cuidados en el hogar y establecimientos educativos. En el país se registran unos 400 mil casos por año. 

Al respecto, la Jefa de Departamento de Medicina Preventiva, Dra  Ana Valentinuz, explicó: “En primavera suelen aparecer con mayor frecuencia reacciones alérgicas y enfermedades eruptivas. Dentro de estas últimas, se debe prestar especial atención a la varicela, ya que es una patología típica de la infancia, con alto nivel de contagio. Por eso, estamos orientando nuestros esfuerzos para concientizar sobre la importancia de trabajar en la prevención“.

A continuación se detallan datos referidos al contagio, sintomatología, complicaciones, prevención y control de los pacientes con esta enfermedad.

Contagio

La varicela se transmite por vía aérea y por contacto de la rotura de vesículas infectantes  de 2 a 5 días antes de que aparezcan las lesiones y hasta que las mismas estén en fase costrosa (alrededor de 5 días).

El período de incubación es entre 14 a 16 días, con un rango de 10 a 21 días.

Síntomas: 

– Fiebre 
– Erupción en la piel, principalmente de la cara, cabeza, tronco, de color rosado rojizo que luego se transforman en vesículas que contienen un líquido transparente, el cual luego se opaca. Posteriormente las vesículas se rompen y comienzan a formar costras. También ocurren lesiones en las membranas mucosas (boca, vagina, tracto respiratorio, orofaringe, córnea).
– Costras es la cicatrización de la lesión.

Complicaciones:

Algunas de ellas están asociadas a la sobreinfección bacteriana de las lesiones, encefalitis y complicaciones hemorrágicas, entre otras. Se puede dar con cuadros más graves o complicados en adultos, así como en personas inmunocomprometidas, es decir cuyas defensas se encuentran muy bajas.

Prevención

Existe una vacuna eficaz incorporada al Calendario Nacional de Vacunación y está indicada a todos los niños a los 15 meses de edad.

Control del paciente

Para evitar la propagación de esta enfermedad los profesionales del Centro de Medicina Preventiva local recomiendan el aislamiento de los enfermos, es decir excluir a los niños de la escuela y sitios públicos hasta que las lesiones estén en fase costrosa para evitar además el contacto con personas susceptibles.

También se sugiere la desinfección de los artículos contaminados con secreciones nasales y faríngeas. Está contraindicado el uso de aspirinas. Se aconseja la consulta temprana al médico y seguir al pie de la letra las indicaciones del profesional.

¡Conectate con Pilar!

Conectate