La Caravana de la Fe y el Vía Crucis viviente convocaron a cientos de personas

La sexta edición de la Caravana de la Fe, organizada por la Dirección de Turismo de Pilar, y el Vía Crucis viviente que se llevó a cabo por las calles del centro de la ciudad, fueron el punto de encuentro de cientos de personas que eligieron al distrito para participar de las actividades tradicionales del Viernes Santo.

La Caravana de la Fe, marco en el cual la Dirección de Turismo organiza el circuito de las siete iglesias, contó con más de 130 participantes. En cada una de las Iglesias se contó su origen e historia, cada cual con su atractivo particular, y luego se procedió al rezo. 

Finalizada la actividad, el director de Turismo, Fabián Martínez, expresó: “Quedamos todos muy contentos con esta sexta Caravana de la Fe, tanto los que la organizamos como las personas que se acercaron a disfrutarla con nosotros; es muy gratificante ver cómo este tipo de acciones religiosas que se realizan una vez por año van creciendo más y más en convocatoria, demostrando la cualidad que tiene Pilar como un polo de turismo religioso”.

Las siete iglesias que integraron el recorrido fueron:  la Capilla San José (Villa Marista, Champagnat 1352), Parroquia San Francisco de Asís (San Francisco de Asís, Av. San Jorge 556), Capilla Sagrado Corazón de Jesús (Barrio El Bosque, Zeballos 909), Capilla San Marcelino Champagnat (Villa Astolfi, Soler 3068), Capilla San José Obrero (Barrio Pilarica), Capilla Nuestra Señora de Luján (Villa Morra, Sanguinetti 470).

Por otro lado, la otra importante actividad del Viernes Santo, que comenzó a las 18hs en la Parroquia de Pilar, fue el Vía Crucis viviente que organizó ‘La Posada de la Vida’ con la colaboración del Municipio, la Universidad del Salvador y la Parroquia Nuestra Señora del Pilar. Cientos de vecinos acompañaron la representación de la pasión de Cristo por las calles céntricas del distrito en lo que fue una emotiva ceremonia religiosa. Así, con memorables actuaciones, pilarenses y turistas pudieron seguir de cerca a Jesús llevando su cruz, rodeado de soldados romanos, hasta el predio Piané donde se representaron las escenas finales.

¡Conectate con Pilar!

Conectate